,

Tradiciones que no cambiarán en esta Navidad

Se acerca la Navidad y este año sabemos que será un tanto especial en muchos sentidos. Es cierto que algunas de nuestras tradiciones tendrán que esperar a tiempos mejores, echaremos de menos las reuniones de empresa (o no…), prodigar besos y abrazos, el trasiego de maletas en aeropuertos y estaciones…, pero hay otras costumbres, como la ilusión con la que esperamos estas fechas, que ni siquiera una pandemia nos va a poder quitar. He aquí nuestras tradiciones inquebrantables.

Las luces navideñas

Podemos decir que son, junto al surtido de dulces navideños que empiezan a llenar las estanterías de los supermercados semanas antes, la antesala de la Navidad. Y es que el 26 de noviembre las calles y edificios más emblemáticos de Madrid se vistieron de luces para dar la bienvenida a tan esperadas fiestas. Este año han participado también en la iluminación diseñadores de la moda como Devota & Lomba, Juan Duyos y Andrés Sardá. Junto a las luces tradicionales, como novedad, destacan la gran bola de Navidad, entre la calle Alcalá y la Gran vía, y la enorme Menina de la plaza de Colón. Están tan cerca de la escuela que ¡no tienes excusa para no verlas!

La lotería de Navidad 

Y si las luces son un anticipo, el día 22 de diciembre representa oficialmente el inicio de las navidades. Ese día los niños del colegio de San Ildefonso cantan los premios del Sorteo Extraordinario de Navidad mientras la mayoría de los españoles los seguimos atentos pegados a la radio o la televisión esperando a que nos toque el premio más ansiado, el Gordo. Y es que comprar un décimo de lotería es un ritual social que casi nadie se suele saltar; con amigos, familiares o compañeros de trabajo, el caso es participar. Si no quieres quedarte sin tu décimo, puedes comprarlo en Doña Manolita (c/ del Carmen, 22), la administración de lotería más popular de todo el país, o también jugar con nosotros en la escuela (pásate por la cafetería y pídeselo a Puri).

Los dulces navideños

En forma de turrones, mantecados, polvorones, figuritas de mazapán... los hay para todos los gustos. Entre ellos, los turrones (una masa dulce en forma de tableta) son el dulce rey; a los clásicos como el duro y el blando de almendras, el de chocolate de Suchard, el de coco o el de yema tostada se le suman todos los años nuevos y originales sabores. Tienen fama en Madrid y son 100 % artesanales los de Casa Mira (fundada en 1942), los de la Antigua Pastelería del Pozo (1830) o los del Horno La Santiguesa, ¿no los vas a probar?

El anuncio de Campofrío

Desde hace unos años es el anuncio más esperado de todas las navidades. Este año, si cabe, con un mensaje aún más significativo. Si no lo has visto aún, pincha en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=9mibEFh7AHo . Además, para no perderte detalle, lo podrás ver subtitulado y seguro que reconoces a algunos personajes populares y escenarios de Madrid. Todo un canto a la vida más que acertado en los tiempos que corren.

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad

Todavía estamos dándole vueltas a cómo y a cuántos nos reuniremos, si podremos hacerlo en persona o vía Zoom, como ya venimos estando acostumbrados. Sea como sea, seguiremos celebrando la víspera y el nacimiento de Jesús en la cena de Nochebuena, el 24, y en la comida de Navidad, el 25, con nuestras mejores galas y preparando los mejores platos. Además de los ya conocidos, como los fiambres rellenos, el pavo, el marisco y los langostinos, aquí también son tradición el consomé madrileño, el besugo al horno o la lombarda. Y para brindar, nada mejor que un buen cava, nuestro “champán” nacional.  

El Belén

Desde los montados por los más pequeños en las casas hasta los construidos por verdaderos profesionales en iglesias u organismos públicos o privados, estas representaciones del nacimiento de Jesús hechas con figuritas son otra de las tradiciones más populares. Merece la pena ver el del Ayuntamiento de Madrid, en Cibeles, el Belén Municipal de la Plaza de la Villa o el del Museo de Historia de Madrid. Y si te animas a montar tu propio belén, pásate a comprar figuritas por los puestos de alguno de los mercadillos navideños de Madrid; el más famoso, el de la Plaza Mayor.

El Día de los Santos Inocentes

El 28 de diciembre es el día en el que los españoles gastamos bromas, las llamadas “inocentadas”. Se gastan entre amigos, compañeros de trabajo, familiares, pero también suelen colarse en las noticias de los medios de comunicación. Es nuestro particular “april fool´s day”, porque siempre hay que buscar un hueco para el humor y para reírnos de nosotros mismos.

Las doce uvas en la Puerta del Sol

Después de la cena del 31, una vez más, los españoles despediremos el año tomando doce uvas mientras por la televisión retransmiten las doce campanadas de medianoche desde reloj de la Puerta del Sol. Con gente o sin ella, la emoción está servida: si consigues comerte las doce uvas antes de que terminen las campanadas y ¡sin atragantarte!, tendrás suerte asegurada para el nuevo año. Hay un truco: no mastiques demasiado…

Los Reyes Magos

Entre la tarde del 5 de enero y la mañana del 6 los niños se convierten en los grandes protagonistas de estas fiestas, pues Melchor, Gaspar y Baltasar, los tres Reyes Magos de Oriente, llegan a la ciudad cargados de juguetes. Y es que los Reyes ya han comunicado oficialmente que este año, a pesar de la pandemia, habrá cabalgata (su popular desfile de carrozas) y visitarán todas las casas. Y con lo bien que se han portado todos los niños este 2020 seguro que pocos encontrarán carbón de caramelo junto a sus zapatos cuando se despierten.

El Roscón de Reyes

Y si no habíamos tenido suficientes dulces, todavía queda la estocada final: el Roscón de Reyes. Se trata de un bollo dulce, en forma de rosca, elaborado con agua de azahar y adornado con fruta escarchada. También los hay rellenos de nata, trufa, crema, chocolate... El interior del rosco, además, suele esconder dos sorpresas: un pequeño regalo, normalmente una figurita, y un haba que, si te toca, te indica que debes pagar el roscón del año siguiente. Si quieres probar uno de los mejores roscones de Reyes de Madrid, pásate por el Horno de San Onofre (c/ San Onofre, 3) y reserva el tuyo.

Los buenos propósitos para el nuevo año

El inicio de un nuevo año siempre viene cargado de buenos propósitos: cuidarse más, hacer deporte… y, cómo no, apuntarse a un curso de idiomas. Si este último es uno de tus propósitos, en International House te esperamos con muchas e interesantes ofertas. ¡Feliz 2021!

Fuente: https://www.esmadrid.com/programa-navidad-madrid

icon arrow-left Artículo anterior Todos Artículo siguiente icon arrow-right
Artículos relacionados
28.03.2019

¿Cómo practicar tu inglés fuera del aula?

Leer más icon arrow-right
02.08.2017

Los mejores planes para disfrutar del verano en Madrid

Leer más icon arrow-right
10.03.2015

Así fue el stand de IH Madrid en el Foro de Posgrado de IFEMA

Leer más icon arrow-right
1/3
icon arrow-left
icon arrow-right